Black Label Society en Chile: El poder de Zakk Wylde.
14/08/2011
Julián Pacheco (267 artículos)
0 comentarios
Compartir

Black Label Society en Chile: El poder de Zakk Wylde.


3 años tuvieron que pasar para volver a ver en tierras nacionales a Zakk Wylde junto a su banda de rock pesado, Black Label Society, en una fría noche santiaguina con un Teatro Caupolicán mayoritariamente repleto en el sector cancha.

Pasadas las 9 de la noche el show comienza con una cálida introducción de piano, “New Religion” abre la noche para dar paso a la presentación de a poco de los integrantes de la banda y comenzar la velada con “Crazy Horse”, la cual inmediatamente encendió al público de cancha que poco y nada le importaron los altos decibeles que tenía el sonido y que a veces dificultaba escuchar la voz de Zakk. Posteriormente la masacre continuó con los poderosos sonidos de “Funeral Bell”, los cuales entusiasmaron más al público asistente visualizando un Zakk wylde totalmente inspirado en guitarra y mostrando su respeto al público con su mano empuñada al cielo. “Bleed for me” y “Demise of sanity” calmaron los ánimos de la gente, pero esto no significo que el Cabeceo y los cantos cesaran, ya que la banda nunca permitió esto en todo el concierto.

Fotos: Julián Pacheco

“Order of the Black” es su reciente placa de estudio y como es obvio no podían faltar canciones de este disco en el concierto, “Overlord”  y “Parade of the Dead” se presentaron ante el público que recibió bastante bien los nuevos temas.Luego de “Born To lose” Zakk Wylde finalmente interactúa algo con el público agradeciéndoles por estar aquella noche, alzando un vaso, para después presentar a los integrantes de la banda.

El momento mas calmado del concierto llegó con “Darkest Days” con un Zakk Wylde sentado en un piano mostrando que no sólo tiene dedos para la guitarra sino que para el piano también. Luego de esto, volvería al pesado sonido con “Fire it up”, que a estas alturas, es un clásico de la banda que volvía a enardecer al público. Terminada esta canción la banda deja el escenario(a excepción de Zakk) quien muestra su maestría en un solo de guitarra que si bien fue bastante extenso, no molesto a nadie, porque fue el momento de mayor interacción con el público, paseándose de un costado al otro del escenario. Minutos después la banda vuelve al escenario para tocar “Godspeed Hell Bound”, “The Blessed Hellride”, “Suicide Messiah” y “Concrete Jungle”. Finalmente y para cerrar la demoledora noche Zakk interactúa por ultima vez con público preguntado “¿están listos?” a lo cual el público responde con un contundente “Si”. “Stillborn” cerraría la noche con un Zakk Wylde poco amigable pero que dejo más que feliz a todo el público con alrededor de 90 minutos de show y al final alzando su guitarra demostrando su respeto a los espectadores sólo como él lo sabe hacer, con unos demoledores riffs y solos desgarradores.

Facebook Twitter

Julián Pacheco

Julián Pacheco

Loading Facebook Comments ...

Comentarios

¡Sin comentarios aún! ¡Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Escribe un comentario

¡Tus datos están seguros! Tu correo electrónico no será publicado. Ninguno de tus datos se compartirán con terceros. Los campos marcados son obligatorios *