Europe: Pasado, Presente… Y Futuro.
30/09/2012
J.P Rodriguez (97 artículos)
0 comentarios
Compartir

Europe: Pasado, Presente… Y Futuro.


El Movistar Arena fue nuevamente sacudido por una banda llena de historia y éxitos con el Rock como bandera de lucha, Europe y miles de fans fueron testigos de que, tanto los éxitos del pasado como su presente están llenos de riff inmortales que auguran aún, un futuro promisorio.

A eso de las 22:00hr, y luego de una intro de visos electrónicos, los suecos pisan el escenario y lo hacen exhibiendo toda la fuerza de su último trabajo de estudio con el tema “Riches to Rags” con un sonido excelente desde el mismo comienzo. John Norum marca su presencia en el escenario y toda su técnica con un excelente solo.

Sin pausa, la batería de Ian Haugland daría la entrada para “Not Suposed To Sing The Blues”, en que los perfectos coros de Mic Michaeli, una constante durante todo el show, se dejan escuchar más claramente y, sin tiempo para palabras, arremeten con la tremenda “Firebox”.

La seguidilla de temas continuaba incesante y machacante, mientras el teclado nos introduciría al primer clásico de la noche, con “Supersticious”, que es coreada por toda la asistencia, seguida con saltos y brazos en alto. Si el show ya había partido poderoso y con “Supersticious” no quedaba ya nadie sin rendirse a los pies del rock de Europe, los suecos asestarían ahora un golpe aún más duro con “Scream Of Anger”, el tema más antiguo ejecutado en la velada, que parte pateando craneos desde el primer segundo y ya no hay cómo negar que la bandera del rock se ha enterrado en el Movistar Arena.

Europe en Chile Europe en Chile Europe en Chile Fotos: Claudio Poblete

Otro gran momento vendría a continuación, con la épica “No Stone Unturned” con una genialmente ejecutada sección de solos de parte de Micheali y Norum y tras la cual el público corea el tradicional “Ole Ole Ole, Europe, Europe”.

Tempest Saluda diciendo que es fantástico estar de vuelta en Santiago, para luego desatar todo el Hard Rock de “Demon Head”. Al finalizar el tema, en el pequeño intertanto antes del siguiente, el público cercano al escenario grita insistentemente pidiendo el tema “Ninja”, del clásico disco “The Final Countdown”, a lo que Tempest responde “¿Están locos? No hemos tocado ese tema en años!” y rie, para luego presentar una canción muy “emocional” y toma la guitarra acústica para ejecutar la balada “New Love In Town”.

“Bag Of Bones”, el tema que da nombre a su último disco y gira es otra muestra de la renovada fuerza de la banda y es, también, una de las más aplaudidas de la noche.

Norum es ahora quien nos introduce a la siguiente canción, con un excelente solo de toques bluseros, para luego arremeter con “Girl From Lebanon”, tras la cual Tempest juega con el público, haciendo responder a los diferentes sectores del recino a su pregunta “¿Cómo están?” y luego invitarnos a cantar con él, ya que traía “algo de nostalgia” de la mano del clásico “Carrie”, coreado a todo pulmón por los asistentes. Luego vendría el duro rock de “Love Is Not The Enemy” y, posteriormente, otra coreada y bailada, “Let The Good Times Rock”.

Nuevamente el frontman se dirige a la audiencia para hablarle, esta vez, a los hombres acerca de aquellas ocasiones en que haces algo y luego dices “parecía una buena idea entonces” y de que es así como todos, “tarde o temprano, terminan en la casa del perro” y así dar pie para “The Dog House”.

El momento más especial de la noche se vivió cuando tempest anuncia: “Qué diablos, haremos algo especial esta noche… No hemos tocado este tema en mucho tiempo” y alude al apoyo que han brindado los fans chilenos a la banda desde siempre y sorprenden con la soberbia “Cherokee” durante la cual Tempest pide una bandera del público y la cuelga sobre el pedestal de su micrófono y terminar el tema con ella.

Al grito de “¡Lo estamos pasando la raja!” comienza lo que sería el fin de la primera parte de show, con “Rock The Night”, que fue una verdadera fiesta para los asistentes, a quienes luego el vocalista hace posar para una fotografía y, sorprendido por el entusiasmo y cariño deja el escenario, mientras el público, no para de corear el nombre de la banda.

Para el encore guardaban la monumental “Last Look At Eden” y, como era de esperar, su mayor éxito “The Final Cuntdown”, que con su épica cabalgata, movía a toda la masa y ponía fin a una noche cargada de rock, recuerdos de éxitos inmortales, un genial presente de rock y un futuro en el que esperamos seguir presentes, apoyando a quienes se han abanderado con las guitarras.

Facebook Twitter

J.P Rodriguez

J.P Rodriguez

Loading Facebook Comments ...

Comentarios

¡Sin comentarios aún! ¡Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Escribe un comentario

¡Tus datos están seguros! Tu correo electrónico no será publicado. Ninguno de tus datos se compartirán con terceros. Los campos marcados son obligatorios *