25 años de los BBS Paranoicos: La banda sonora de toda una vida
06/11/2016
Raúl Márquez (1415 artículos)
0 comentarios
Compartir

25 años de los BBS Paranoicos: La banda sonora de toda una vida


En una noche marcada por la emoción y la energía, los BBS Paranoicos celebraron sus 25 años de carrera en el Teatro Caupolicán. Machuca, Rama, Sinergia y desde Suiza Black Market Crash fueron los encargados de realizar la “previa” en el recinto de San Diego. La fiesta de la que es por muchos considerada como “la banda más importante del rock nacional”, comenzó temprano con la presentación de Black Market Crash, que como sabemos tiene entre sus miembros a Cédric Otero (Ex BBS Paranoicos). La diversidad musical de la noche se vio reflejada con las presentaciones de Machuca y Rama quienes lograron afinidad y una gran respuesta del público que ya comenzaba a palpitar la presentación de los cumpleañeros.

A las 22:00 horas, comenzaba a sonar la potencia del “metal pajarón” con la presentación de Sinergia y “Síndrome Camboya” que rápidamente hizo saltar al respetable. El histrionismo de la banda sin duda marcó el resto de su show ya que con grandes éxitos -conocidos por todos- como “Todos me deben Plata”, “Mujer Robusta”, “Mi Señora”, “Toy Chato”, “Hágalo Bien”, “Te Enojai por Todo” y “Sopaipillas con Mostaza”, además del cover de “Ausencia” de los festejados, lograron motivar a la gente que a esas alturas estaba desatada inmersa en la fiesta que se había formado. Tras los agradecimientos, los saludos a los cumpleañeros y las consignas en rechazo al sistema de las AFP, Sinergia terminaba su presentación a eso de las 22:45 horas. El broche de oro para la jornada estaba cerca.

Si bien 10 minutos es un tiempo ínfimo y casi imperceptible para un “retraso” en una presentación, el público que había repletado el Caupolicán no lo entendía así. Sus ganas por ver en escena a los BBS eran tremendas, y quedó demostrado cuando al comenzar los primeros acordes de “Sin Salida”, se desplegó una bandera negra gigante sobre la cancha, que tenía escrita numerosas partes de canciones de los BBS. La singular muestra de cariño de la fanaticada fue retribuida por la banda al interpretar con fuerza los temas “Sonríe”, “Ruidos”, “Exorcismo”, “Tac”. Pero esto recién comenzaba.

A esas alturas, la emoción de la agrupación por la respuesta de la gente era evidente, y es que no siempre se cumple un cuarto de siglo en un medio tan difícil como lo es la música en nuestro país. Los merecimientos estaban más que claros, por lo mismo los fanáticos de la banda hicieron sentir “como en casa” a los santiaguinos. La fiesta continuaba con “Lo Siento” y “Cosa de Gusanos”, instancia en la que el ambiente se “prendió” literalmente con bengalas que iluminaban desde la platea. No hubo canciones que no fueran coreadas a todo pulmón, “Corazón al Barro”, “Tan Lejos”, “Nostalgia”, “Imperfecto” y “Crucial” eran el eco resonante que primaba en el teatro. Los agradecimientos de Carlos Kretschmer al público eran constantes, y no hacían más que confirmar el increíble fiato de la banda con sus seguidores.

Tras el derroche innegable de energía, vendría uno de los momentos más emocionantes de la jornada. Se sumaban al escenario dos viejos conocidos, Cédric Otero y Alex “Hormiga” Patiño (ex BBS Paranoicos) quienes ayudarían en la interpretación de canciones icónicas de la banda como “Libertad Condicionada”, El Regreso”, “Camisas Sucias” y “Piensa en Algo”. El show continuaba implacable, y sin disminuir en nada la fuerza del sonido, sonarían las interpretaciones de “Calla y Espera”, “Ausencia” y “Mentira” entre otras, que nuevamente desataban los mosh incansables del respetable.

Tras casi 2 horas de espectáculo, llegaría el final del show con un triple encore con “La Rabia”, “Tanto Insistir” e “Irreparable”, que tuvo la particularidad que fue interpretada con todo el staff técnico de la banda sobre el escenario, demostrando de esta manera el reconocimiento a sus amigos por su labor realizada. Una verdadera fiesta de principio a fin.

Si hay algún punto negativo en la presentación de anoche, habría que mencionar el fuerte sonido que en un comienzo hizo acople con los instrumentos y no permitió escuchar de manera limpia las primeras 5 o 6 canciones. Si bien el sonido fue regulado, los acoples y distorsiones continuaron en gran parte del show provocando una pérdida vocal de los coros principalmente. Sin embargo, la puesta en escena estuvo a la altura de lo esperado, con animaciones, imágenes y videos de la banda que eran proyectados al compás de cada canción.

En un 2016 plagado de cosas buenas para los BBS Paranoicos, con un libro, un disco tributo en su honor (Paranoia Colectiva), la celebración de sus 25 años de trayectoria y la confirmación que estarán en el show de Descendents junto a Valium y los españoles de Berri Txarrak, nos queda claro que por algo son una de las bandas insignes del punk rock nacional.

Show
4 de 5
Sonido
3.5 de 5
Setlist
5 de 5
Público
5 de 5

4.38

Bueno
4.38 de 5
Raúl Márquez

Raúl Márquez

Profesor de Inglés, amante de la música, de corazón blanco y orgulloso creador de Aggresion.Net. También soy fanático de los superhéroes (Batman), de las papas fritas, de Star Wars, de la WWE, del cine, de los videojuegos, del chocolate y del helado de piña. Drug Free.

Loading Facebook Comments ...

Comentarios

¡Sin comentarios aún! ¡Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Escribe un comentario

¡Tus datos están seguros! Tu correo electrónico no será publicado. Ninguno de tus datos se compartirán con terceros. Los campos marcados son obligatorios *