Airbourne en Chile: La antorcha del “hard rock” en las manos correctas
01/09/2017
Raúl Márquez (1420 artículos)
0 comentarios
Compartir

Airbourne en Chile: La antorcha del “hard rock” en las manos correctas


Con poco más de una década de carrera, la banda revelación del hard rock contemporáneo aterrizaba en Chile. No. Esta nota no es una más de esas que los comparan a los históricos artistas pioneros de dicho género. No. No es una banda que tan sólo siga los pasos de AC/DC, es una banda que vuela por senda propia. La senda de Airbourne. La banda proveniente de Australia, pese a llevar una corta trayectoria, ya se codea con públicos exigentes y vende discos y tickets como pan caliente. Anoche, con una Blondie a mitad y un poco más de capacidad, demostraron porqué los medios especializados auguran buenas cosas para ellos.

Priapo sería la banda escogida para dar inicio a la velada. Buena presentación de los músicos que se dieron el tiempo de agradecer a los asistentes en cada minuto. Buena conexión con el público y buena energía sobre el escenario. No había mucha gente (cosa para nada extraña) pero Rodrigo “Igo” Arias se mostró casi indiferente a ello y con “La Ley del Diablo” y “Es lo que Soy” comenzaba a calentar el ambiente. Detalles mínimos en el sonido durante los primeros cortes no mermaron la performance de los locales. Igo logró hacer pasar desapercibidos los errores con un chiste. “¿Qué le dijo un vaquero a su hija? IIIIIIJAAAAAA!! (léase con voz de vaquero). El encargado de los tarros, Chelo, lo premió con un “BahDumTsss”. Calidad y profesionalismo que quienes asisten a los shows agradecen siempre.

Para darle un toque más blusero al asunto, Rodrigo Basualto acompañó a Priapo con la armónica en “Mujer de Fuego”. El show contó con una grata sorpresa. La marioneta de Lemmy Kilmister del artista callejero Bullicio Puppets, apareció para sellar el show de los nacionales de excelente forma tocando “El Aparecido” y “Charagua”, homenajeando al asesinado cantautor chileno Víctor Jara y recordando las raíces contestatarias a las que el Rock pertenece. Bien Priapo. Reconocer, interpretar y rescatar nuestra cultura siempre es un punto a favor.

Cerca de las nueve de la noche sería el turno de Catoni. “Lejos” “No Eres Real” y “Todo tiene Solución” fueron parte del set que el trío de músicos locales quienes hace poco lanzaron su más reciente trabajo “7 Cómo hacer Rock y no Morir en el Intento”. Carlos Catoni, frontman de la banda, se mostró agradecido con sus fans, ya que dicha placa recién lanzada se llevó a cabo gracias a un crowfunding. El show de Catoni fue de casi media hora de limpia presentación. Quizás fue un desacierto dejarlos en medio de la presentación. El ritmo de las canciones de Catoni no es tan intenso como las de Priapo. Para que el show fuese de menos a más (al menos en intensidad) hubiese sido más prudente que Catoni abriera y luego siguiera Priapo, para culminar con el show principal que a la larga terminaría despeinándolos a todos. No es una crítica a Catoni. Su presentación fue impecable. Es sólo la percepción de quien escribe estas líneas.

Con cerca de veinte minutos de retraso los australianos pisaban el escenario. Eufóricos, potentes y joviales. Todo lo que fue el hard rock de los 70’s y 80’s lo tiene Airbourne. “Ready to Rock” partió con pequeños inconvenientes en el micrófono del vocalista y guitarrista Joel O’Keeffe, sin embargo el tema se resolvió a los pocos segundos. Harri Harrison, miembro que en Abril reciente ingresó a la banda, se complementó de forma notable a su frontman, demostrando porqué es conocido como “The Riff Doctor”.

“Too Much” y “Down on You” prosiguieron convirtiendo a Blondie en un real infierno. El recinto de la Alameda se caracteriza por ser caluroso, y con cerca de doscientos seres humanos moviéndose, saltando y gritando como enajenados no mejora para nada el ambiente. Así es el hard rock de Airbourne: calientísimo. Las cervezas voladoras no sirvieron de mucho. Joel se dio el tiempo de saludar a la fanaticada y regalar un par de vasos con birra. Lógicamente llegaban vacíos al público. Los asistentes se dieron el lujo de hacer de todo. Subir a los hombros de sus amigos, saltar desenfrenadamente, beber algo de cerveza –y mojarse con ella-, y curiosamente, disfrutar de un sonido limpio en Blondie, recinto que no tiene muy buena fama en temas de calidad de audio. Sin duda la noche pintaba para perfecta.

Mientras sonaba “Girls in Black” y “Chip Wine” el bajista Justin Street junto a Harrison, se movían por todo el escenario. La energía que esos dos transmiten es notable. Siempre acompañados de los poderosos tarros de Ryan O’Keeffe (hermano de Joel), quien junto al resto de los músicos dieron cátedra de cómo el Hard Rock puede sobrevivir al pasar de los años y mantenerse tanto o más vigente que hace tres décadas. Turno para su trabajo más reciente “Breakin Outta Hell” y “Stand Up” para continuar por la senda que Airbourne ha construido en base a trabajo y actitud. Estos dos cortes fueron la antesala del pequeño homenaje a su más acérrima inspiración: AC/DC. Hablar de Airbourne de inmediato nos recuerda a la banda de los hermanos Young. Ellos mismos se han encargado de dejar en claro que efectivamente AC/DC los inspira. Pero basta. La joven banda tiene actitud de sobra como para salir de esa sombra. Las palabras “Los sucesores de AC/DC” ya no sirven como título para escribir un artículo sobre Airbourne. Por más que ellos hayan interpretado parte de “Dirty Deeds” y “Let There be Rock” no es más que un homenaje y una muestra de respeto para quienes nos hicieron rockear por décadas en la radio.

Guerra de birras fue lo que se vivió en ese entonces. Mientras Joel animaba al público se encargaba de arrojar uno y otro vaso con cerveza al público. Todos llegaron vacíos, menos uno. ¿Quién habrá sido el afortunado que agarró un vaso que voló lleno de chela y cayó integro en sus manos? Ese sujeto debe jugar mínimo un Kino. Pequeños y potentes mosh pit se vieron al final de la presentación. “Live It Up” comenzaba a poner punto final a una notable jornada.

“Running Wild” sería el broche de oro de la noche. Impecable debut de Airbourne en Chile. Estos jóvenes chascones sin duda alguna son los portadores del testimonio del Rock N’ Roll. Son contadas con los dedos de una mano las agrupaciones que actualmente desatan tanto fervor en el mundo. Lo único que no jugó mucho a favor fue el marco de público. Pero que no quepa duda de que los festivales de los Próximos años serán liderados por estos cuatro sujetos. Arrepiéntanse todos quienes no asistieron. Será complicado que en un próximo show de Airbourne puedan disfrutarlos tan de cerca.

Por: Bastián Gómez

Show
4 de 5
Sonido
4 de 5
Setlist
5 de 5
Público
4 de 5

4.25

Bueno
4.25 de 5
Raúl Márquez

Raúl Márquez

<p>Profesor de Inglés, amante de la música, de corazón blanco y orgulloso creador de Aggresion.Net. También soy fanático de los superhéroes (Batman), de las papas fritas, de Star Wars, de la WWE, del cine, de los videojuegos, del chocolate y del helado de piña. Drug Free.</p>

Loading Facebook Comments ...

Comentarios

¡Sin comentarios aún! ¡Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Escribe un comentario

¡Tus datos están seguros! Tu correo electrónico no será publicado. Ninguno de tus datos se compartirán con terceros. Los campos marcados son obligatorios *