2013: Top Five de álbumes nacionales.
05/01/2014
Diego Díaz Orellana (57 artículos)
1 comentario
Compartir

2013: Top Five de álbumes nacionales.


El 2013 fue un año para la escena del metal moderno en Chile que tuvo especial preponderancia. Bandas antiguas regresaron a las pistas o sacaron nuevos trabajos luego de años de silencio, así como nuevas agrupaciones llegaron a darle aires frescos a lo que ya se saborea en las tocatas.

Y luego de mucho deliberar, en Aggresion tenemos un top five de lo más destacado del 2013 que ya se nos fue.

  • aNeurisma – Ciclos

Los otrora íconos del numetal chileno han sabido mantenerse en el circuito reescribiéndose y reinventándose con el transcurso de los años, pasando al metalcore y post hardcore,  géneros en los que se han vuelto doctos, quedando esto de manifiesto en su más reciente placa, Ciclos.

Lejos quedaron los tiempos de amateur emergente de su primer trabajo, Síntomas del 2004, entregando ahora pulcritud y sonido sólido, en una excelente ejecución de mezcla de géneros y vivencias personales. Doble pedalera, gritos, canto limpio y cuerdas estridentes pero precisas hacen de este álbum de aNeurisma el primero en nuestra lista.

  • Testigo – Punto Sin Retorno (RMZTR)

En Aggresion, catalogamos a esta banda como “la punta de lanza del metalcore chileno”. Y lo decimos luego de haber escuchado muchas bandas del género que trataron y desaparecieron. Testigo sobrevivió a un pequeño quiebre con uno de sus integrantes para reamarse y regrabar su primer trabajo, Punto Sin Retorno, para relanzarlo con ganas el 2013.

El remasterizado (de ahí el “RMZTR”) se hace notar en nuevos arreglos que le añaden mucho más sabor cada melodía, cada riff y cada grito, mejorando en todos los aspectos temas que ya de partida son excelentes. Y no dejemos de lado el contenido, con letras de crítica social y que piden justicia, en contra de los monopolios y la opresión al pensamiento en conjunto de una sociedad que sale a la calle a clamar por lo que les pertenece.

  • Territorio – La Última Escena

Territorio es una de los grupos que echa por la borda el argumento de que las bandas emergentes sacan material de mala calidad. El nuevo álbum de la agrupación, La Última Escena, no tiene nada que envidiarle a la Metal Blade o la Roadrunner en cuanto a calidad de sonido y contenido musical. Simplemente demoledores.

La Última Escena te agarra de las orejas y te levanta de donde sea que estés apoyado para sacarte a pasear entre guitarras de afinación grave, dobles pedaleras, solos chirriantes y una voz que te grita al oído unas cuantas verdades. Un metal bien terminado y mezcla diversa de groove, thrash y death que ellos mismos denominaron como “metal marginal” en los metadatos de las canciones.

El álbum es un acierto de una banda insigne de Puente Alto, comuna más relacionada al hip hop que al metal extremo. Aunque Territorio es más bien una banda “periférica”, más que puentealtina, al tener entre sus filas representantes de Renca, Independencia y Lo Espejo. De todas formas están para romper el estigma “flaite” de las comunas de la periferia santiaguina.

  • BajoxTierra – Lo que Sostiene el Paraíso

Luego de años y años de lucha, los chicos de BajoxTierra lograron sacar un trabajo profesional el 2013, Lo que Sostiene el Paraíso, el cual han presentado en diversos eventos de la escena durante el transcurso del año.

Recordando el “aggro” de antaño, pero sin dejar de innovar en lírica y contenido, la banda se ha ganado un puesto en lo más destacado del año que acaba de irse, con todo el guitarreo afinado en grave y la preponderancia característica del bajo, tanto en cuerdas como en batería, que aporta una resonancia pesada en tus oídos cuando los escuchas en tus audífonos, o en el pecho cuando están tocando en vivo.

  • Ieme – Relaciones

Dejando un poco de lado lo que fue Im28z (y por eso el cambio de nombre), Ieme regresó a las pistas con nuevo material, esta vez menos heavy pero con un contenido notable, y una técnica mucho más elaborada que en los días del nu metal viñamarino.

A pesar de generar sentimientos encontrados en los fans más antiguos y acérrimos a lo que era el “aggro”, la banda supo reinventarse y plantear nuevos conceptos sin dejar atrás su identidad anterior. Melodías tanto armónicas como potentes, junto a letras instrospetivas y extrospectivas, protagonizan por igual este nuevo trabajo.

Diego Díaz Orellana

Diego Díaz Orellana

<p>Periodista. Satanismo y Feminismo. English speaker. Me leen en @Aggresion. Nieto de un aymara boliviano. Sonidos que te hagan saltar.</p>

Loading Facebook Comments ...

Comentarios

  1. opiate
    opiate Enero 19, 00:02
    y el de rama?

Escribe un comentario

¡Tus datos están seguros! Tu correo electrónico no será publicado. Ninguno de tus datos se compartirán con terceros. Los campos marcados son obligatorios *