Una sólida presentación tuvieron los noruegos de Arcturus en el The Metal Fest. El público los coreó, les regalaron una bandera y entregaron su cariños a una de las bandas más distintas de todo el cartel.

Distinta porque los europeos se subieron al escenario con una propuesta diferente desde su vestuario hasta su respaldo audiovisual, ya que por las pantallas gigantes proyectaron imágenes conceptuales y no su performance.

Esto no impidió ni molestó al público que los recibió de manera excepcional y que disfrutó con el black metal de los nórdicos. Una apuesta arriesgada, pero acertada por parte de los organizadores, ya que entregaron la cuota oscura a una jornada que apuesta a ser extrema.

Por: Ayskée M. Solís Herrera
Fotos: Julián Pacheco

Facebook Twitter