Para los que son psicópatas en potencia como su humilde servidor, sabrán que escuchar a Dir en Grey es un deleite para los sentidos, la potencia de su sonido sumado a la energía de sus integrantes y la incondicionalidad de sus seguidores fueron el complemento perfecto para una noche marcada por los riffs pesados y una gran capacidad vocal de Kyo, líder de la banda.

Pasadas las 8 de la noche, comienza el espectáculo con la banda de metal alternativo, proveniente de Estados Unidos 10 Years. Si bien, personalmente no tenía mayor información sobre ellos, fui gratamente sorprendido por su calidad musical y empatía con el público chileno. Los asistentes literalmente se “conectaron” desde un comienzo con la música de la agrupación, que liderada por Jasse Hasek, derrocharon humildad y energía. Su sonido en varias oportunidades me recordó a bandas como Deftones y Hoobastank, riffs y tonos melódicos perfectos que hacían gritar a la gallada. Entre los temas más coreados destacaron Fix Me, Wasteland y un desatado Shoot It Out, que terminó con un salto de Hasek al público, el cual obviamente retribuyó con aplausos y gritos. Notable presentación que como repito, me sorprendió por su entrega en el escenario a pesar de no ser el plato principal del show. Luego de casi una hora, da inicio al esperado reencuentro de Dir en Grey que se presentaba bajo su tour Age Quod Acis con nuestro país.

Si bien, las espectativas en cuanto a asistencia de público eran mayores, los casi 1.500 asistentes demostraron todo su fanatismo coreando cada tema de los nipones. A las 21:10 comienza el show de los orientales con el perturbador sonido de Kyoukotsu No Nari que realza al entrar Kyo con una máscara bastante siniestra (hay que decirlo). A continuación, suena Ruten No Tou (de su nuevo disco Dum Spiro Spero) y sin un break le sigue Hageshisa To, Kono Mune No Naka De Karamitsuita Shakunetsu No Yami, canción en la que destaca toda la calidad del baterísta Shinya que con su vestimenta aún nos recuerda al Visual Kei.

Dir en Grey en Chile Dir en Grey en Chile Dir en Grey en ChileFotos: Julián Pacheco

Luego, probablemente la canción más coreada de la noche, debido a que es uno de los “caballos de batalla” de la banda, hablo de Obscure, tema que despertó la locura de los asistentes y de la propia banda que constantemente y pese a su nulidad de español trataban de intercambiar algún diálogo con el respetable. Siguieron temas de su nueva placa principalmente, como Lotus, Amon, The Blossoming Beelzebub, Inward Scream, Mazohyst of Decadence y Tsumi To Batsu para luego dar paso a Yokusou Ni Dreambox, Aruiwa Seijuku No Rinen To Tsumetai Ame, que en su coro desató más de algún cabezazo al aire. Aquí cabe destacar la impresionante voz de Kyo, quien tiene la habilidad de realizar constantes sonidos guturales (de esos que no se puede hablar después de realizarlos) y combinarlos con unos screams melódicos que logran erizar la piel a cualquiera. Different Sense, Juuyoku, Dcayed Crow y Zan fueron el broche para el recital que en más de una hora y treinta deleitó a sus fans. Sin embargo quedaba más, el encore no se hizo esperar y con Reiketsu Nariseba y Rasetsukoku terminó finalmente la presentación de los japoneses, que con Vanitas de fondo agradecieron al público entregando regalos y saludos. Una gran presentación que pudo ser más si hubiesen incluído temas antiguos de su repertorio y que lamentablemente se vio opacada por algunos problemas de sonido casi al final del show y la baja asistencia del público a un espectáculo que en lo personal, mereció mucha más gente.

Facebook Twitter