El músico galo hizo un repaso por toda su extensa carrera y regaló a sus fieles seguidores el mejor de los repertorios. Se podrá decir que este concierto será uno de los más recordados del ídolo del jazz fusión Jean-Luc Ponty por estas tierras, esto debido a su extenso repertorio tocado en el Teatro Caupolicán, en el cual regaló lo mejor de su carrera, además de temas que son rara vez tocados por él.

La gira “The Atlantic Years” avisaba que sería un mágico recorrido por toda la carrera de Ponty, pero sin dudas, fue mucho más que eso, fue la consagración máxima en nuestras tierras. Bajo ese nombre, fue lo mejor de su música, el mejor de sus sellos. Desde la apertura quedó en manifiesto, que sería lo mejor de lo mejor, además de los singulares temas que tocaría. Así es como se escuchó “Overture/ The Trans Love Express” y “A Journey’s End”, obra de las más destacadas. La conexión entre la banda y el violinista es simplemente espectacular, esto también se vio reflejado en el público, el cual solo se dedicó a disfrutar y cada vez que podía daba una ovación gigante.

La banda que acompañaba a Ponty es simplemente un lujo, es así que se compone por William Lecomte en el teclado, el baterista Rayfdord, el guitarrista Jamie Glaser y el bajista Baron Browne. ¡Simplemente unos genios! Una elección de temas sería un tanto egoísta, pero sin dudas uno de los más bullados y destacados son: “Cosmic Messenger”, “I only feel good with you”, “Don’t let the world pass you by” y “Mirage” que siempre será una pieza de colección dentro del mundo de la música. Al final del concierto solo se podía esperar un cierre magnifico de esos que solo Ponty puede regalar y claramente fue así, ya que “Egocentric Molecules” termino por sellar el gran concierto que fue.

¡Allez Ponty!

Por: Nicolas Ignacio Rojas Aceval

Facebook Twitter