Segunda edición, un Teatro Capolicán repleto y una gran fiesta del reggae, eso y más trajo el Festival Legalize que llegó para quedarse. La jornada comenzó con bandas chilenas como Rafiki, Ocean Soldiers, Kingo Roots más la participación de algunos dj`s que inauguraban la jornada al público a eso de las 4:30 de la tarde, mientras se arreglaban los equipos para los siguientes artistas del festival.

12 tribus es una de las bandas más reconocidas y respetadas del circuito en Chile, y escucharlos en vivo siempre se convierte en una gran ocasión para la diversión. Temas como “cemento y tierra” y “verte verde”, con dedicación a los estudiantes que aún luchan por la educación incluida, entretuvieron al público asistente en un show de 30 minutos. Un poco antes de las 8 de la noche, aparecería en el escenario uno de los más esperados de la noche, y claro si era cabeza de cartel del festival, hace su aparición en el escenario con su guitarra Natiruts, quien de inmediato entusiasma a los asistentes para tocar temas como “Quero ser feliz Tamben”, “Beija flor”, “Reggae de Raiz” entre otras canciones que siempre mantuvieron a la gente bailando y cantando, Alexandre Carlo, su vocalista y guitarrista, interactuaba a veces con el público, poco se le entendía debido a que el no hablaba español (de hecho pidió disculpas por ello) pero si se le entendió que aunque hablaran distintos idiomas, todos estaban aquí por la misma causa, escuchar buena música reggae y pasarlo bien. Otro temas que pasaron aquella noche fueron “caraiva”, “você me encantou demais”, “mais que nada” y “reggae power”, el track más aclamado por la gente llegaría al final del show “libertade pra dentro da cabeça” cerraba un perfecto show de 1 hora y 30 minutos aproximadamente con buen sonido y gran participación de la gente cantando y bailando siempre.

Fotos: Julián Pacheco

Luego de la gran presentación de Natiruts, vendría uno de los exponentes mas reconocidos en el circuito del rap reggae, Movimiento Original cerraba la jornada de artistas chilenos en el festival, con 30 minutos cortos pero efectivos, que nunca cesaron la fiesta ejercida en el Caupolicán, el grupo comenzó cálidamente su presentación para después invitar al escenario a salvaje decibel para rapear con ellos un tema, luego de esto la banda presenta nuevas canciones de su reciente album “Teorema”, para luego dar paso a unos clásicos temas titulados “Chile”  y “hoy me siento bien”, para el final el grupo habla en conjunto sobre la música nacional agradeciendo a la gente el respeto hacia ellos, pero no así hacia la producción que les corto el show (por tiempo), generando unas repentinas pifias de los asistentes debido a esto.

Finalmente y luego de las pifias por lo previamente  acontecido por Movimiento Original, aparece en escena para finalizar la jornada el grupo argentino “Los Cafres”, quienes pasaron por trabajos como “Es la música”, “Velas y sahumerios”, “Trampas” entre otros clásicos que la gente bailó y “prendió” siempre. Guillermo Bonetto, su vocalista siempre estuvo en contacto con el público que incluso bromeó sobre la vez pasada que estuvo en el país cuando tocaron en el club hípico en plena lluvia. Luego de esto pasaron otros hits como “Si el amor se cae”, “Gran sequía” y “Momento” que fue uno de los temas más coreados al final de la noche. Luego de un show de más de 1 hora y media, Los Cafres se despedía de la gente, cerrando así la segunda versión del festival Legalize, que se realizó exitosamente en Santiago, y que esperemos se realice una tercera edición y ¡que siga la fiesta!

Facebook Twitter