Los miles de seguidores incondicionales en Chile, de Mike Patton y compañía marcaron una de las jornadas más inolvidables de la banda desde su visita en el 2009. La noche del domingo, cuando se presentó en el Estadio Bicentenario de La Florida, ante 20 mil fanáticos que demostraron total devoción ante un espectáculo de antaño.

Muchos se preguntan aun por la relación especial que guarda la banda con nuestro país. Ésta comenzó con sus presentaciones en el Festival de Viña del Mar en los 90′ y cada vez que venían esa relación simplemente se incrementó al punto tal que eligeron a Chile como su última estación en su carrera. El domingo la jornada comenzó relativamente temprano con las actuaciones de sonidos fusión Fulano y el garage rock de los israelíes Monotonix. A las 19.30 aproximadamente, apareció la banda Primus (liderada por Les Claypool). El tracklist comenzó con Pudding Time, para seguir con Here Come the Bastards, tema que provoca los primeros aplausos de la gallada. Groundhog’s Day y Over the Falls siguen sonando despertando aun más a los presentes. Pero sin duda, los momentos más altos de su presentación fueron las interpretaciones de John the Fisherman y My name is Mud, que hizo saltar a la gran mayoría de los presentes. En medio del show, Claypool se manda la frase: “Es fantástico tocar finalmente en Chile”, para Harold of the Rocks, en total, un poco más de 60 minutos de presentación que dejó con gusto a poco a los seguidores de la banda.

Finalmente y tras casi 50 minutos de espera, entra en escena Faith No More. Vestidos de un llamativo traje formal blanco y de inmediato la ovación de las 20 mil personas hizo retumbar el Bicentenario. De inmediato, comienzan con Epic, Everything’s Ruined, Be Aggressive y Caffeine, para que los aplausos no paren por varios minutos. Luego de Ben (de los Jackson Five), el show se vuelve a encender con The Gentle Art of Making Enemies. Tras Cuckoo for Caca, Patton canta por completo en español el tema Evidence, generando una vez más los aplausos del público. Midlife Crisis es coreada a todo pulmón por la gente, quien la sigue cantado luego de la pausa en su sección intermedia. ¡Muchas gracias Chile! dice Patton en nombre de sus compañeros, quienes disfrutan de la respuesta del público.

Mientras Patton ironiza una vez más con “Don Corleone”, el apodo dicho a Don Francisco la noche anterior en la Teletón, nos deleita con Spirit (ocupando una máscara), y una vez mas pero esta vez de manera completa, homenajea a Violeta Parra cantando Qué He Sacado con Quererte, resultado euforia de los presentes una vez más. Ashes to Ashes y Just a Man cierran la primera parte del show. Acto seguido y a pedido del respetable, interpretan Zombie Eaters, Surprise you’re dead y We care a Lot. No contentos ni satisfechos con eso, la gallada los manda dos veces más al escenario con Easy, Digging the Grave, Kiss and Say Goodbye. Con esto se cerraba la despedida de los escenarios frente a un público que demostró durante las 2 últimas presentaciones tiene una conección especial con la banda. Para finalizar (no podía ser menos), Patton se acerca nuevamente a las primeras filas para lanzarse y desatar una ovación. Broche de oro para finalizar. Nota 10 para la actuación final de Faith No More, una de las bandas más importantes del rock noventero y que sin duda Chile fue testigo privilegiado de esta memorable presentación.