Sin duda que era un show muy esperado, con un Caupolicán repleto y ansioso por la presentación de dos grandes… Anneke y la banda compuesta por los hermanos Cavanagh; Anathema.

Con el carisma y la simpatía que la caracterizan, apareció Anneke, la que fuera hasta hace algún tiempo atrás la principal voz de “The Gathering” (y quien en varias ocasiones ha estado en nuestro país incluso a dúo con Danny Cavanagh, guitarrista de Anathema, en mayo de 2010). Comenzó con “Fury”, uno de sus nuevos temas de su etapa como solista. Luego, la intro de “Saturnine” conmovió al público, llevándolo a recordar la época del disco “If Then Else” de The Gatheing… sin duda que fue un hermoso momento para los fanáticos. Siguiendo con su presentación en el Teatro Caupolicán, y luego de varias interacciones con el público, interpretó temas de su proyecto Aqua de Annique, como “Ice Water”, “I Want” y “Hey Okay!”. Otro de los momentos flash back de la noche fue “Shrink”… melancolía pura que fue coreada por la gran parte del la fanaticada. “Witnesses” fue el track de cierre en su paso por el escenario chileno, dejando en claro que posee una de las voces más hermosas de los últimos tiempos. Ovacionada por los asistentes abandonó el escenario, dando paso a la presentación de Anathema.

Fotos: Julián Pacheco

No importaba la media hora de retraso, era la vuelta de Anathema a Chile, la tercera vez que pisaban el escenario del Caupolicán, el reencuentro con el leal público chileno. Los acordes de “Thin Air” fueron el inicio del show… luego “Summernight Horizon” y “Dreaming Light”, este último llenando el teatro de una atmósfera cargada de emoción, esa que emana a través de la increíble voz de Vincent y que se traspasó a todo el público presente esa noche. Luego en “Everything” (canción que en las 2 presentaciones anteriores de Anathema también había sido parte del set list), Vincent es acompañado por Lee, la voz femenina del grupo. En el momento en que Vincent se aproxima a los teclados, comienza a hacer la mezcla de su voz con los efectos de sonido y la frase ”Your dream world is a very scary place” da paso a “Closer”.

Para los seguidores fue una noche espectacular. Era de esperarse que Anathema reviviera temas clásicos, luego de 7 años de ansias por el nuevo disco de la banda. Entre esos ciclos, varios singles han sido parte del repertorio, como “Angels Walk Among Us” y “A Simple Mistake”, obviamente presentes la noche del 31 de julio. Con “Deep” se dejaba entrever que se aproximaban los clásicos, encendiendo las gargantas de los fanáticos, evocando aquel gran álbum del ’99 “Judgement”. Nuevamente “One Last Goodbye” fue seguido y cantando tal como en el año 2006, cuando los integrantes de la banda quedaron atónitos con el canto del público. Luego de “Empty” y “Lost Control” hubo otro momento emotivo en el Caupolicán, ya que nadie se esperaba que “Angelica” fuera otro de los temas presentes en el show. “A natural disaster” y la vuelta de Lee en el escenario, permitieron que el público se deleitara con su increíble voz. El paso de Anathema en Chile terminó con “Fragile Dreams”, y el público del Teatro Caupolicán eufórico viendo la despedida del escenario de Anneke y de los hermanos Cavanagh.

Por: “C”

Facebook Twitter