Valparaíso se llenó de rock nacional este fin de semana gracias a una nueva versión del Escudo Power Party, que en esta ocasión reunió alimentos no perecibles para las familias afectadas por el incendio que aquejó a la ciudad, en el sector de Rodelillo el pasado 14 de febrero.

Los encargados de abrir el espectáculo fueron los ganadores de los últimos festivales de bandas emergentes, organizada por la misma marca de cerveza: Fake Prophet (2012) y los porteños de Lisérgico, que se adjudicaron la cuarta versión de esta competencia.

Luego de eso, la cosa tomó fuerza cuando Silvestre subió al escenario y atrajo la atención de los que pasaban el sábado, alrededor de las 17:00 horas, por el Parque Italia. La banda nacional hizo un recorrido por lo que mostraron en el Festival Lollapalooza del año pasado, haciendo guiños a clásicos del cancionero nacional y otras piezas “cebollentas” propias del imaginario colectivo.

Pero no fue hasta que el escenario se llenó de overoles amarillos fluorescentes, que el recinto habilitado para el concierto se repletó. Sinergia, uno de los últimos confirmados para este evento, levantó el ánimo y lograron que los presentes olvidaran el calor con sus grandes éxitos, entre los que destacaron Sopaipillas con mostaza, Mi Señora, Me enamoré de una mujer robusta y Te enojai por todo.

Además, como ya se está haciendo costumbre, se contó con la presencia de una de las cantantes chilenas que más actividades ha tenido en el último tiempo y fechas confirmadas para este año, debido al lanzamiento de su último trabajo, Panal. Se trata de Camila Moreno, que con un show orientado a la crítica política y religiosa, logró calentar los ánimos y conquistar el corazón de los porteños, que se corearon todo.

Finalmente, fue el turno del plato fuerte, Chancho en Piedra, quienes venían celebrando 19 años de historia y el cumpleaños de Lalo Ibeas, que recibió el “cumpleaños feliz” y un tortazo al final de su presentación. “Los Chanchos”, con su energía de costumbre, dieron el broche de oro con canciones, como Volantín; Locura Espacial; Historias de Amor y Condón; El impostor y otros clásicos, a una jornada ordenada, de mucho calor, pero sobretodo de harto rock nacional. Un buen evento que se vio marcado por la solidaridad de los rockeros de Valpo.

Por Ayskée Solís H.

Facebook Twitter