Tras la inconsistente experimentación comercial plasmada en “Unseen” (2011), sumado a la posterior segunda salida de su vocalista original Peter Dolving, una fallida audición para encontrar un nuevo cantante a través de Internet y, por último, el éxodo de otros dos integrantes claves como Anders Björler y Möller Jensen, hicieron que The Haunted, inexorablemente, bajara el telón a una trayectoria que los ubicó desde fines de los 90 como una de las bandas puntales en la renovación del thrash metal europeo.

No obstante a esta disolución que parecía definitiva, el grupo, a mediados de 2013, anunció repentinamente una reunión que incluye, como gran atractivo, a Marco Aro (voz) y Adrian Erlandsson (batería), ambos músicos con importante pasado en diferentes etapas del conjunto, además de la incorporación del aventajado guitarrista Ola Englund.

Así, nuevamente armados como banda y con el fin de entregar credibilidad y sustento musical a esta vuelta, Jonas Björler (bajo) y Patrik Jensen (guitarra) a la cabeza de este nuevo ensamble de The Haunted, decidieron publicar -a modo de adelanto a la concreción de su próximo álbum- un CD Single de 3 temas en donde prevalece un sonido colmado de ardor y violencia, sustentado en técnicos y pasmosos trabajos de guitarras muy similares a los efectuados durante la primera época de la agrupación.

Prueba de esta disposición artística es que emerge ‘Eye of the Storm’, golpe elegido por estos engendros del metal sueco para destapar la lápida de la tumba que los mantuvo bajo tierra por algunos años, el cual a través de un medio tiempo de suprimida y maciza potencia melódica ofrece penumbrosos pasajes afines a los creados por sus compatriotas de Opeth en el álbum “Deliverance”, rasgo que marca una novedad en comparación al sonido de composiciones incluidas en anteriores placas.

Luego, la rabia e intensidad que se viera hipotecada durante el proceso compositivo de “Unseen” (2011), resurge drásticamente por medio de ‘Infiltrator’, canción que gracias a los vivaces riffs de Patrik Jensen y esplendidos solos de Ola Englund (Feared, ex Six Feet Under) muestra una ascendencia mucho más homologable a la épica escena de Gotemburgo, personificada en su banda madre At the Gates.

Para finalizar este conciso muestrario, arremete sin ningún tipo de intervalo la exasperante y caótica ‘My Enemy’, tema con muchos elementos del descontrol contenido en su disco homónimo (1999), cuya vertiginosa marcha percutida por Adrian Erlandsson (At the Gates, Paradise Lost) y los esquizoides y desafiantes fraseos de Marco Aro (ex The Resistance) precisan en 57 segundos los lineamientos que pretende llevar acabo The Haunted en esta nueva encarnación.

Por: Wilson Carrasco González