Creed en Chile: De Tallahassee con amor.
30/11/2012
J.P Rodriguez (97 artículos)
0 comentarios
Compartir

Creed en Chile: De Tallahassee con amor.


Particularmente, el show comenzó a la hora pactada: 20 horas en punto y un “Are You Ready?” comenzaba a retumbar el teatro con bastante más gente de la que creí en un primer momento, (Al llegar, las tres entradas estaban abiertas; una cancha prácticamente llena y un segundo nivel también con buen nivel de público que más tarde disfrutaría con “Torn”.

El respetable cantaba a todo pulmón los temas de la banda, “Wrong Way” y “What If” continuarían la velada, temas simples pero precisos que la gente agradecía, acompañado todo de un sonido excelente que pocas veces disfrutamos en el Caupolicán, el único pero fue con la iluminación, la que, si bien es cierto, adornaba correctamente el espectáculo, habían momentos en que las luces más encandilaban que adornaban, pero eran pelos de la cola para todos los que saltaban y cantaban al ritmo de “Crid, Crid, Crid!!” como se les agradeció en un momento.

Siguieron “Unforgiven” y “My Own Prison” y “A Thousand Faces”, que daban la nota alta a un correcto espectáculo en donde Scott Stapp se robaba la película con su canto y su interacción con el público, quien le respondía alegremente cantando sus temas. Mark Tremonti por su parte, como segundo vocal y primera guitarra, se lucía con sus riffs y sus solos en “Bullets”, “Beautiful”, “Say I” y “Faceless Man” con una muy buena participación de la gente que cantaba a todo pulmón junto con Stapp y Tremonti en quienes se notaba claramente que eran las mentes absolutas detrás de la banda; mucha más participación en todo sentido. El otro guitarrista también tenía un atril y micrófono pero recién cerca del final del show se pudo notar que también cantaba, sin embargo su audio no existió.

Creed en Chile Creed en Chile Creed en Chile Fotos: Julián Pacheco

Más tarde vendrían “What’s This Life For” y “One”, siendo la última uno de los clímax del concierto: Un tema suave y alegre con efusiva respuesta del público cuando la guitarra de Tremonti sonaba más pesada, momento que terminaría con “Higher”, canción que recordaba por qué en su momento no dejaban de pasarlo en MTV, allá por 1999 y que daría la primera y única pausa al show. El respetable sabía que esto no terminaba aún por lo que los típicos “No nos vamos ni cagando” fueron mínimos.

Después de unos minutos “With Arms Wide Open” iniciaría el encore con una propuesta mucho más tranquila, lo que permitió que a batería de Scott Phillips y el bajo del tieso Brian Marshall tuvieran tiempo para sonar más y lucirse un poco. Así mismo “One Last Breath” pasaría solo para darle la bienvenida al tema más famoso de los muchachos de Tallahassee, Florida, “My Sacrifice”, primero cantando a capella junto al público, quienes dieron un agradable ambiente al último tema de la jornada, Stapp, agradecido, les dijo lo mucho que le gustaba que la gente cantara sus temas y se notaba que decía la verdad agarrándose la cara en más de una ocasión casi sin poder creerlo, “My Sacrifice”, como todos predijimos, fue el último tema y el pináculo del disfrute de la gente que los fue a ver por primera vez, lo que sin duda dejará una agradable cicatriz en las memorias de todos los presentes.

Por: Javier Bravo

Facebook Twitter

J.P Rodriguez

J.P Rodriguez

Loading Facebook Comments ...

Comentarios

¡Sin comentarios aún! ¡Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Escribe un comentario

¡Tus datos están seguros! Tu correo electrónico no será publicado. Ninguno de tus datos se compartirán con terceros. Los campos marcados son obligatorios *