Paradise Lost, constante evolución.
07/12/2012
J.P Rodriguez (97 artículos)
0 comentarios
Compartir

Paradise Lost, constante evolución.


Paradise Lost, banda formada en 1988 en Halifax, Reino Unidon con una trayectoria de más de 20 años, ha estado en una constante reinvención y experimentación en busca de nuevas maneras de crear y producir su música. La banda en 1990 decide lanzar su primer disco Lost Paradise, álbum con claras influencias del Death Metal, fusionado con los sonidos más lentos y pesados tomados del Doom Metal.

Es en el disco Gothic de 1991 donde comienza el espiral de búsqueda de una sonoridad propia, agregando voces líricas y elementos orquestales junto a las guitarras eléctricas, dando paso al género musical al que muchos denominan Gothic Metal. Sus discos sucesores son un claro ejemplo de esto: Shades of God, de 1992 y también Icon, de 1993>, ambos considerados los mejores discos de su carrera, ya que es en éstos donde se muestra la verdadera experimentación, con voces melódicas y raspadas, desapegándose definitivamente del Death Metal.

Siguiendo esa constante búsqueda y dirección de los discos anteriores lanzan, en 1995, Draconian Times, con bases aún más rockeras, donde el teclado se convierte en el protagonista con sus atmósferas, logrando una perfección y pulcritud de sonido impecables, pero no es en 1997 (One Second) en donde los sintetizadores y las voces limpias se apoderan del sonido de la banda, en algo más semejante a lo que es rock gótico. Esto derivó a Paradise Lost a lo que es su séptimo disco, Host (1999), el más experimental y completamente alejado de sus raíces y también por ello el menos popular entre sus fans; con claras influencias del Synth Pop (Depeche Mode), donde las guitarras antes vistas desaparecen y, con ello, cualquier atisbo de Metal, mas este proceso era necesario para la evolución que ellos buscaban. Esto se mantiene en su próximo disco, Believe in Nothing (2001), en el que predominan los temas con estructuras mas bien sencillas.

El costo de esta transición bajó las expectativas entre sus fans, por lo que la banda vuelve en el 2002 con el disco Symbol of Life, intentando regresar a las raíces Gothic Metal, uniendo todo lo experimentando a través de su trayectoria con cierta influencia EBM, elucubrando el industrial.

Bajo esa senda, en el 2005 con su disco homónimo, Paradise Lost vuelve definitivamente a sus raíces, llegando en 2007 a In Requiem, con un sonido mucho más denso, sacándose de encima esa veta rock gótico industrial. Ya sin sintetizadores presentan el álbum Faith Divides Us – Death Unites Us (2009), el cual musicalmente viene a marcar la entrada completa de la banda en terrenos pesados, abandonando casi por completo las referencias sonoras del rock gótico.

Este Martes 11 de Diciembre visitan nuevamente nuestro país presentando Tragic Idol, que sigue la línea del disco anterior, pero eta vez logrando una maestría que para muchos no se veía desde su época dorada. Tanto para los fans que los han visto como para los que no, este es un concierto imperdible, como fueron también para muchos fans los anteriores, porque toda la progresión de su vasta carrera está presente, esa búsqueda constante de actualización de sonido, sus altos y bajos momentos son los que consolidan a esta banda, haciéndola reconocible en todas sus facetas, entregando adrenalina y nostalgia, porque la esencia siempre estuvo y claramente aún se mantiene.

Facebook Twitter

J.P Rodriguez

J.P Rodriguez

Loading Facebook Comments ...

Comentarios

¡Sin comentarios aún! ¡Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Escribe un comentario

¡Tus datos están seguros! Tu correo electrónico no será publicado. Ninguno de tus datos se compartirán con terceros. Los campos marcados son obligatorios *